Soy Mujer

Mi nombre es Mujer
no musa.

No hablarás más de mi cuerpo.
del dulce olor de mis cabellos,
de mis profundos y cristalinos ojos,
ni del exótico color de mi piel.

No escribirás más
de las caricias profundas,
los encuentros furtivos,
ni de la violencia hecha verso.

Hoy hablaré yo
de los razonamientos, las injusticias
y la lucha ante el maltrato.

Escuchame como voz pensante
No seductora.

La “musa” cosificada
Ya no existe.

Soy Mujer “Es decir un animal con palabras.
Y exijo, por lo tanto, que me dejen
Usarlas.”

Alixa Zamora

Anuncios

Largate

No quiero lidiar
con la ignoracia cultural
que te impide pensar de otra manera.

No importa si sos
Andrés, Julián, Luis,
Ricardo, Bruno, José,
Seré condescendiente
hasta que no atravecés más esa puerta.

Llevate los prejuicios
los insultos / los que creés que son insultos /
los que ni sabés que son insultos.
Llevate todo y dejame trabajar,
dejame escribir,
dejame ser
la Poeta Feminista
que ya soy.

Alixa Zamora

Entre la tinta y los márgenes

“Pon tu frente sobre mi frente y tu mano en mi mano
Y hazme los juramentos que romperás mañana
Y lloraremos juntos hasta el alba, ¡Oh, fogosilla!”

P. Verlaine

Vos creíste que acá
entre la tinta y los márgenes
perduraría la “niña” sexualizada.

Pensaste que conocías un vacío
Ilusorio en mi pensamiento
Y eso bastó durante siglos de poemas firmados.

Pero un día me bastó
para entenderme suficiente, Verlaine,
Y me dieron asco tus palabras,
Tu saliva cuando rozaba las letras
Me era falsa y ampulosa.

Yo ni me entendía entre tanto garabato
que prometía un amor infinito
a cambio de un coito nauseabundo.

La fogosidad es parte del tiempo,
Aunque sé que ya éste te dejó
En el sepulcro
Mientras yo crezco.

Alixa Zamora

Disculpame

No me gustás pintor
sino pintura.

Óleo / acuarela / grabado
Todo eso sos
Y así lo querés

Quise ver los trazos
Apreciar los colores
Indagar las técnicas
Y lo confundí todo,

Disculpame

Ignoré lo patán
y admiré la fuerza de caminante
Las prontas decisiones
La seguridad de las teorías espontáneas

Admiré toda esa “fuerza de hombre”
Esa fuerza que hoy tengo.

Y por la cual ya no te gusto.

A. Zamora

El corazón nunca se rompe

El corazón nunca se rompe
Y nadie necesita pastillas
Todo es una excusa de las farmacias

Sufrir también es bonito. .
De abajo sólo se sube.

Soñar para cuando seré feliz
Imaginar los muebles de la alegría
Y caminar por el sendero
de aquellas desconocidas flores.

No sé explicar con palabras clave
Tampoco tengo el mapa
Y en todo caso sería incierto

Estoy acá
Buscando las salidas
Para todos nuestros infiernos

Te regalo un poema
Un intangible
Como nuestros sueños
Y pesadillas

Una pequeña cura

La única que conozco.

A. Zamora

Sororidad

Me gusta oírte llorar
Simplemente porque podés.

Buscar lágrimas
en la lluvia y en el mar
preguntando si el verso va,
aunque el poema no venga.

Lloramos juntas
Las frustraciones académicas
Las mentiras culturales
Los abusos a vista y paciencia
El acoso y la violencia en todos
los oscuros, claros y grises
rincones del mundo.

Lloramos porque nos da la gana
Porque Llorar también es libertad.

Es esta la única dicha
Concedida al nacer.

Antes de la lucha
Lo que nos queda.

A. Zamora

Verte es verme

Verte es verme.
Verme con alegría y con juventud
Despeinada y sonriente.

Verme con problemas
Depresión y sudor.

Verte trabajando
es sentir que también me esfuerzo.

Verte feliz
aunque no sepamos
qué es la felicidad.

Tus heridas son también mis futuras cicatrices.

Vos, Pamela
Naciste igual que yo:

Fuerte / débil
Azulmoradas
Lectoras

Mujeres

A. Zamora